‘Hemos puesto de moda la tartamudez’. Entrevista a Yolanda Sala vicepresidenta de la Fundación Española de la Tartamudez

Yolanda Sala en una campaña de la FTT

Como cada año el 22 de octubre se celebra el Día Internacional de la Tartamudez , alrededor de estas fechas la Fundación Española de la Tartamudez lanza una campaña de sensibilización y denuncia. La de este año nos ha robado el corazón. A golpe de rumba de TéCanela usuarios de la fundación bailan y cantan ante la cámara. Hemos querido saber más sobre quien esta detrás de la campaña. En la que el buen rollo, la positividad y la marcha de los usuarios de la fundación son los protagonistas.

Yolanda Sala es la vicepresidenta de relaciones institucionales y junto con el equipo directivo, quién crea y desarrolla las campañas y acciones que durante todo el año (no solo el 22 de octubre), realizan. Esta diseñadora gráfica alicantina aprende sobre redes sociales a golpe de click. Y su instinto no le falla. Pues ya tienen 8.000 usuarios en Facebook conseguidos “uno a uno” y el vídeo de la rumba TTM suma prácticamente 23.000 reproducciones en Facebook. Nos encontramos en el centro de Barcelona con Yolanda, a la entrevista nos acompañan Adolfo Sánchez y Magí Franquesa, presidente y representante de Catalunya, respectivamente.

Bozine. Buenas tardes Yolanda, cuéntanos un poco tu relación con la fundación?

Yolanda Sala.Desde hace casi 14 años soy usuaria de la Fundación, y desde hace cuatro años ocupo la vicepresidencia y junto al presidente, y mis 6 compañeros, velamos para llevar lo más alto posible nuestros valores fundacionales.

B. Así, que desde hace cuatro años te dedicas a la comunicación de la Fundación, sobretodo de las publicaciones en Facebook, ¿qué tipo de contenido es el que funciona mejor?

Y. Contenido propio, con carteles firma Fundación. Está clarísimo.Sabemos con qué tipo de publicaciones reaccionan nuestros seguidores. Carteles directos, con mensajes claros. Por ejemplo, aquellas publicaciones donde se divulga la importancia de la detección precoz y la intervención temprana de las disfluencias infantiles son muy compartidos, tanto por usuarios, como por familias, profesionales o docentes.

La clave: la detección precoz

B. Insistís mucho en la detección precoz, ¿es complicado el diagnóstico de la tartamudez?

Y. Si, porque no todos los profesionales se suman a una intervención temprana. Es muy común entre los profesionales que forman parte de la vida del niño escuchar la frase de “hay que esperar” . El primer obstáculo es el pediatra, que te dice “no te preocupes, que no le pasa nada a tu hijo”. El segundo obstáculo es en la escuela, donde en la mayoría de los casos, no ven que ni siquiera existan esas disfluencias. No hay ningún problema. Y mientras, los padres angustiados buscando respuestas que nadie les dan. Si tienen suerte, en ese camino encuentran a la Fundación. Y es aquí donde por primera vez se le habla claro, donde se les escucha, donde alguien empatiza con ellos.

Una vez recogido su testimonio, les dotamos de material (guías para padres, docentes…) y les derivamos a un logopeda especialista y continuamos su acompañamiento día tras día mediante los canales de comunicación que tiene la fundación. Y os aseguro, que después de un tiempo caminando de la mano, conviviendo día a día con otras familas con tartamudez, dejan de sufrir y de llorar por la tartamudez de su hijo.

B. Volviendo a las campañas, si comparamos esta campaña con la anterior se observa un cambio significativo. Pasáis de una campaña protagonizada por un actor profesional a una donde los protagonistas sois vosotros. Los usuarios de la fundación.

Queríamos emocionar

Y. Todavía nos pone los pelos de punta escuchar a Antonio de la Torre en la Campaña de Normalización del 2016 y se nos mueven los pies del suelo y se nos agita el corazón a ritmo de rumba con la del 2017. Es como a los hijos, no se les puede querer más . Pero repetir la misma fórmula no tenía sentido. Antonio fue nuestro abanderado, quién puso voz a las personas con tartamudez, para denunciar las “barreras” y las “alambradas” con las que nos encontramos cada día.

Este año queríamos comunicar diferente. Queríamos celebrar, emocionar…. Cómo? Mostrando nuestra cara más valiente, que no es más que levantarse cada día y dar lo mejor de nosotros mismos, aún sabiendo que en cada paso habrá una barrera, una mordaza. Para esa gran fiesta involucramos a los usuarios de la fundación, porque nosotros sabemos muy bien qué es ser valiente. Ha sido una campaña increíble. Increiblemente divertida cuando la soñamos, cuando la contamos, cuando la grabamos…y ver como todos los medios de comunicación, grandes y pequeños, se han volcado con nosotros, no tiene precio. Y para esas personas con tartamudez, que nunca la habían compartido, que nunca habían hablado de ella, que nunca le habían puesto nombre…vernos tartamudeando sin complejos, te puedo asegurar que fue casi milagroso.

La tartamudez va asociada a problemas psicológicos

B. De tu respuesta se desprende que a la tartamudez se le pueden sumar dificultades psicológicas

Alfonso Sánchez. Evidentemente tiene unas consecuencias a nivel emocional, y cuando más pesa esa mochila es en adolescentes y en adultos. Por eso en los abordajes a partir de la adolescencia entra la figura del psicólogo.

Y. Una de las cosas que les digo a los padres de los niños con disfluencias es “imaginaros un arquitecto cuando construye una casa. Si únicamente se preocupa por diseñar una fachada bonita y no se preocupa de levantar unos pilares firmes y seguros, al final la casa se va a desmoronar”. Entiendo como exterior, lo que se ve, el habla y los pilares, los valores, la seguridad. Éstos, son necesario reeducarlos eliminando las creencias limitantes y valorando las fortalezas. Al final, el que el conjunto luzca seguro y bello, dependerá de la suma de la efectividad y la afectividad.

Sanchez, Sala y Franquesa en un restaurante de Barcelona
Aldolfo Sanchez, Yolanda Sala y Magí Franquesa en un restaurante de Barcelona

Hace falta más personas con tartamudez en los medios de comunicación y en la vida política

B. ¿Cuál seria un siguiente paso deseable para la visibilización de las personas con tartamudez?

Y. En el 22 de octubre nos ofrece un altavoz y una visibilidad que el resto del año no tenemos. Pero nos falta mucha presencia diaria en los medios de comunicación y en la vida política, la vida cultural, que haya más personas con tartamudez ocupando cargos relevantes, públicos. Eso sería normalizar. La tartamudez debe dejar de verse como algo burlesco, extraño.

Al profesional le pedimos que se especialice

B. Cuál es vuestro consejo para elegir un profesional. Tanto logopeda como psicólogo.

Y. Desde la fundación estamos en contacto con profesionales, psicólogos y logopedas, especializados en tartamudez en todas las provincias. Necesitamos que los profesionales aborden la tartamudez desde las evidencias clínicas y no desde el ensayo y error. Es necesario darle rigor a una disciplina en la que ha cabido todos los mitos habidos y por haber desde la edad antigua.

B. ¿Ha crecido el interés del profesional para formarse en tartamudez?

Y. Hemos puesto de moda la tartamudez. El primer año que estuvimos en redes sociales y convocamos a los profesionales para un viral se movilizaron 10, pero el año siguiente fueron 100. Tienes que tener en cuenta que al profesional no le interesaba la tartamudez, porque no sabía como abordarla, se asustaba cada vez que les llegaba un paciente, se sentía inseguro, amenazado incluso. Piensa que durante la carrera los futuros logopedas tiene una introducción a la misma de sólo 3 ó 4 horas.

B. ¿Qué le pedís al profesional?

Y. Que aborden desde las evidencias clínicas, que se forme, que se prepare, que sienta lo que sufrimos nosotros, pero no desde el único plano teórico, sino que vea como sentimos y como sufrimos.

Magí. Que se especialice. No hay especialistas. Que hay que entenderlo desde la globalidad. Meterse en la piel de la persona. Sigue siendo el gran desconocido para muchos profesionales (psicología, pisco-pedagogía, maestro, pediatra…). El maestro es el primero que dice no te pongas nervioso, te termina las frases… Hay un desconocimiento en el sector educativo para entender y tratar el problema y derivarlo.

La comunicación a través de WhatsApp o Facebook puede generar más dificultades para la comunicación face to face

B. Para terminar, os pido una reflexión. Creéis que el creciente uso de herramientas de comunicación mediada como WhatsApp o Facebook facilita las relaciones sociales de las personas que tienen tartamudez?

M. Aparentemente si, pero en un segundo nivel puede ser un mecanismo de defensa y de cierre que todavía genere más tensión, más dificultades para poderse comunicar face to face. Ahora en un primer instante te facilita el poder contactar con grupos o con personas, pero puede ser un efecto que te revierte en contra, un efecto bumerán.

Y. Es igual que a quien le da miedo las alturas. Tu no puedes dejar de asomarte al balcón. Porque al final nunca lo superarás. La tartamudez no se supera por hablar mucho, pero si que convives mejor con ella cuando dejas de ver la comunicación como una barrera.

2 Comments

Laia Diciembre 20, 2017

[…] de la Facultad de Psicología de la Universidad de Valencia, imparte cursos y colabora con la Fundación Española de la Tartamudez. Vamos a conocer como trabaja y como incorpora la tecnología y la investigación en el tratamiento […]

Laia Enero 3, 2018

[…] bonoom queremos saber más sobre la tartamudez, así si hace unas semanas entrevistábamos a Yolanda Sala de la Fundación Española de la Tartamudez, hoy conversamos con Raquel Escobar logopeda especialista en tartamudez y doctoranda sobre este […]

Leave A Comment