‘En los más pequeños la clave es el diagnóstico diferencial de la tartamudez’. Entrevista Raquel Escobar logopeda y doctoranda

Raquel Escobar ante el poster 'Conciencia de Tartamudez y Comportamientos Secundarios en niños de 2 a 6 años

En bonoom queremos saber más sobre la tartamudez, así si hace unas semanas entrevistábamos a Yolanda Sala de la Fundación Española de la Tartamudez, hoy conversamos con Raquel Escobar logopeda especialista en tartamudez y doctoranda sobre este tema.

Estudiando lingüística Raquel Escobar, licenciada en filología, se siente cada vez más atraída por la parte articulatoria del lenguaje, de la palabra y de sus trastornos. El cine también fue el culpable del despertar en la vocación de Raquel, la película ‘Hijos de un Dios menor‘, le abrió los ojos sobre lo que podría suponer trabajar con personas sordas. Así cada vez centró su actividad más hacia los trastornos del lenguaje: “me empezó a llamar la atención no el lenguaje estándar, que es el que estudias en la carrera, sino el patológico.”

Empezó a investigar para ver como podía formarse para dedicarse a su vocación. Antes de desplazarse a Madrid a estudiar Logopedia, Escobar estudió lenguaje de signos. Inicialmente se interesó por los problemas relacionados con la lectura.

Y, ¿la tartamudez? Un buen día llegó a su consulta una persona afectada de tartamudez. Después de trabajar duramente con él. El paciente no mejoraba. Así, Raquel empezó a informarse y formarse sobre tartamudez. Descubrió que en España no había demasiado recorrido, en cambio en Portugal y en el mundo anglosajón encontró más y mejores experiencias que pudo ir adaptando a nuestro contexto lingüístico.  Al ver que la situación de la tartamudez en España era tan precaria, provocó que Raquel se dispusiera a estudiar e investigar sobre la tartamudez aquí. Nos lo cuenta todo por Skype.

Bozine. Buenas días Raquel, empezamos con tu propio recorrido. ¿Cómo eran los tratamientos para la tartamudez que te encontraste?

Raquel Escobar. El tratamiento se basaba en una serie de técnicas que se elegían prácticamente al azar, que no sabíamos en qué se fundamentaban, ya que no existía en España una investigación rigurosa sobre la tartamudez. Incluso era contradictorio porque se relacionaba la tartamudez con un origen psicológico, pero era tratado por logopedas.

Así, hacíamos un poco lo que se nos ocurría. Estrategias relacionadas con el  habla, con la fluidez, como en la película ‘El discurso del Rey‘. Estrategias que no ayudan a medio plazo. Es decir, en la consulta quizás llegaban a no tartamudear, pero salían por la puerta y volvía el tartamudeo. Era muy frustrante. Teníamos que replantearlo todo. Y la respuesta estaba fuera. Con investigación y rigor.

 

B. ¿En qué se diferencia el diagnóstico de tartamudez en menores y en adultos?

RE. Mientras en adultos el diagnóstico viene echo por ellos mismos, en los más pequeños la clave es el diagnóstico diferencial. En el adulto lo que llevamos a cabo es una valoración de su tartamudez. Hay que tener en cuenta que la tartamudez es como una bola de nieve. Si no se trata a tiempo empeoran todos los aspectos en los que puede afectar. No solamente al habla, sino también aspectos personales y psicológicos.

Diagnóstico diferencial

B. Y, ¿en el menor?

RE. Si, el diagnóstico por parte de un logopeda es muy importante porque cuando empieza a manifestarse la tartamudez coincide con un momento en que una serie de niños comienzan a tener algunas disfluencies en el habla. Estas disfluencias se deben a que quiere hablar más rápido de lo que pueden y alguna palabra les falla, pueden parecerse a las disfluencias que se asocian a la tartamudez.

Pero son distintas. Ya que las que son de tipo motor no te permite que salga el sonido, o bien lo hace con espasmos. En cambio, en el otro caso aunque el niño no es es consciente, existe cierta voluntariedad, es una estrategia para ganar tiempo hasta que le aparece la palabra. Esta estrategia también la usamos como adultos, como cuando usamos alguna palabra muleta o alargamos sílabas. Pero la tartamudez no es así. La tartamudez es muy clara. Por este motivo con los niños hay que hacer un diagnóstico diferencial para ver si se cumplen los criterios de riesgo de tartamudez y valorar el tipo de disfluencias que se identifican.

B. Tu investigación se centra en la tartamudez del menor

RE. En concreto mi investigación se centra en que pasa con los niños a lo largo del primer año. Tienes que pensar que tiene aspectos muy desconcertantes sobretodo para padres y profesores, ya que los pequeños pueden estar una semana con una tartamudez muy severa y la otra sin nada.

B. ¿Cuando merece la pena intervenir?

RE. Cuando antes empecemos mejor. Siempre. Cuando antes empieces hay ms posibilidades incluso que la tartamudez llegara a remitir, aunque en porcentajes bajos. Porque aunque se dice que la tartamudez infantil remite en un 80% no es cierto, ya que ese 80% es posible que no sea tartamudez propiamente, si no disfluencias. Pero con la intervención temprana puedes conseguir que se reduzca, que se controle y que no aparezcan comportamientos secundarios como tics, ansiedad o problemas de autoestima.

Podemos conseguir que los adultos tartamudeen con fluidez

B. Y,  ¿en adultos?

RE. A los adultos me gustaría hacer hincapié en el hecho de que tengan más confianza. Los logopedas ya no trabajamos igual y se pueden conseguir muchas mejoras. Conseguir que tartamudeen fluidamente. Es decir que sean pequeños saltitos, pero que no estén en una disfluencia tanto tiempo. Perder el miedo a hablar, es decir, poder enfrentarse a situaciones de habla con tranquilidad, es fundamental.

B. En adultos, ¿se aconseja el acompañamiento psicológico?

RE. Normalmente se recomienda. La persona acostumbre a venir centrada en el habla, ya que es el habla lo que más les preocupa. Sin embargo, es necesario que sepan que para mejorar necesitan trabajar aspectos como la ansiedad y la auto-exigencia. En los contextos de habla real es muy difícil poder controlar el habla y aplicar las técnicas, sin haber aceptado su condición. Por eso normalizar la tartamudez les hace sentirse mejor, sin llegar a estar muy pendiente del habla, pueden llegar a normalizarla y aceptarla.

B. ¿También se recomienda acompañamiento psicológico para los pequeños?

RE. Normalmente con niños no hace falta, pues no tienen la mochila de experiencias que les han hecho sentir mal. Sobretodo te tienes que centrar en el habla y como son esponjitas entonces todo es mucho más sencillo. Es importante que los padres incorporen las pautas que les damos en el día a día del niño. En el juego.

Las TIC en el tratamiento de la tartamudez

B. En tu consulta, ¿recetas alguna aplicación o tecnología?

RE. En mi consulta utilizo WhatsApp y Skype. Gracias a Skype puedo tratar a personas de toda España, como estamos haciendo la entrevista ahora tu y yo. Trato a los adultos y con los niños, hago intervención familiar: les doy las pautas para el tratamiento a los padres.

B. Además de con el tratamiento, ¿como pueden ayudar herramientas de comunicación escrita como WhatsApp a las personas con tartamudez?

RE. Para ellos es una salvación. Es lenguaje escrito. Además, me he encontrado con muchas personas con tartamudez que se expresan genial por escrito, son auténticos poetas. Es que los humanos compensamos habilidades. Lógicamente el WhatsApp es una salvación para ellos. Porque favorece poder enviar un mensaje escrito en lugar de enfrentarme a una situación que podría volver a ser de fracaso o frustrante, y de esta manera estamos los dos en el mismo nivel comunicativo. No hay diferencia. En cambio por teléfono es un canal mucho más complicado, ya que no tienen otra estrategia que el habla para comunicarse.

B. ¿Y para profesionales?

RE. Existe una aplicación en fase de desarrollo para ayudar a los logopedas a revisar, ya que reporta información sobre como se desenvuelve el paciente en la calle. A mis pacientes les acompaño por la calle, para ver como se desenvuelven en distintas situaciones. Tenemos que tener en cuenta que es muy difícil estar pensando en cómo hablo y al mismo tiempo qué estoy diciendo.

Contrastar la información es fundamental

B. ¿Qué recursos podemos encontrar en Internet?

RE. En español muy poca cosa. Recomendaría las páginas de los colegios oficiales de logopedas y de la Fundación Española de la Tartamudez. Fuera de ahí corremos un riesgo muy grande buscando información en Internet, porque todavía hay muchísima gente que esta trabajando a la antigua. Que está creyendo cosas como que no hay que intervenir tempranamente, como que el origen es psicológico.

B.  ¿Qué criterios deberíamos seguir para contrastar la información?

RE. Soy muy academicista, así que siempre buscaría contenido que muestre la bibliografía en la que se basa el artículo y que tenga una autoría reconocida, podamos conocer cuál es el recorrido de la persona que firma el artículo. Para poder contrastar la información.

 

0 Comments

Leave A Comment